mercredi 9 mars 2016

La Luna Negra De Apolo






Mas allá de la visible luna apolínea se extiende una cara oculta,
un parnaso libertario donde los estímulos racionales son retados por la intuición,
la pasión dionisíaca y la libertad desnuda de normas,
donde todas las probabilidades son realidades
y no existe censura moral,
donde el individuo alcanza el pleno goce de sí mismo
y de sus posibilidades personales,
materializando la diferencia deleuzeana
y reventando “la camisa de fuerza social” nietzscheana.
En la luna negra de Apolo se festeja la poesía y la antipoesía,
al sereno y al desequilibrado,
el amor y la locura.
En la luna negra de Apolo no existe el juicio ni la culpa,
las musas son perseguidas por sus demonios
y los demonios son sometidos por sus musas,
la vida y la muerte bailan ebrias
en una intimidad en constante riesgo de que lo lumisoso se vuelva oscuro,
y lo oscuro arroje una inesperada luz que pueda ser llamada nueva.
En la luna negra de Apolo los hombres rezan a la nada como Sartre,
y las mejores resiliencias se encuentran entre besos de escorpiones.




Biel Rothaar
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional.