jeudi 2 juillet 2015

Un tipo de espíritu europeo contemporáneo condenado






Un tipo de espíritu europeo contemporáneo condenado: 
ese espíritu herido por una devoción radical por la Razón Absoluta
 (en una era de predominio de las verdades prácticas).

 Ese espíritu herido por una pasión inquebrantable 
por la cultura grecorromana fundadora de Europa
 (en esta era en la que la Europa germánica
 ha asumido la dirección política y filosófica del continente,
 y París, la heredera natural de Roma y Atenas, es un sol que se apaga, 
para convertirse solamente en un lujoso objeto de decoración).

 Ese espíritu herido por una aversión radical a esa Europa cristiana
 que no es más que la invasión ideológica de Europa por parte de una mitología extranjera, 
una variante religiosa herética del mundo judaico.

Este tipo de espíritu europeo contemporáneo
 sólo tiene una vía para esquivar el hastío: 
tomar la opción de Wittgenstein y Heidegger,
 una habitación esencial alejada de todo, 
y entregarse al placer de asistir en silencio a la extinción de sí mismo,
 y a la propia extinción de esta época insulsa e irrelevante.







Este texto es un fragmento del Cuaderno Azul de la obra Cuadernos de juventud, recopilatorio de notas de lecturas y reflexiones personales realizadas durante el periodo 1998-2003).


Biel Rothaar
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional.