jeudi 2 juillet 2015

¿Por qué corre el señor X imbuido de furia asesina?



Nadie conoce cuál fue el origen,

nadie sabe cómo empezó todo,

por qué una mañana había dejado su cómoda rutina laboral,

por qué había desistido de su perspectiva de éxito,

ninguna señal había denotado su estado,

ninguna persona conocía su nombre,

pero todos sabían quién era,

muchos intuían que era un hombre feliz

admirándole pasear por el parque con su perro de moda,

y conduciendo los domingos su coche último modelo,

ningún entrevistado reconoció haberle escuchado

ninguna palabra malsonante,

ni ninguna muestra de rebeldía,

todos admitieron envidiarle en secreto,

nadie lograba imaginar

las claves de su malestar,

nadie supo nunca la razón,

por qué un día,

por qué ese día,

comenzó a correr,

voluntariamente,

hacia

el

c
e
m
e
n
t
e
r
i
o.



© 2015  Biel Rothaar