jeudi 30 juillet 2015

Dudas y Cuestiones (63)





La resaca del postreferéndum griego
nos va dejando la consolidación de la amargura
de que una vez más la "democracia" ha sido convertida
(incluso por sus supuestos defensores),
en una vergonzante representación titiritesca.


Alexis Tsipras
claudica ante la amenaza de la oligarquía burguesa europea
aceptando en el "Tratado de paz"
incluso peores condiciones de austeridad y recortes
que la oferta de la Troika previa al pseudoreferéndum democrático.


Los ejércitos populares espartanos continúan aguardando
en el paso de las Termópilas
inmóviles y cariacontecidos,
contemplando como Leónidas y Lisandro se unen a las tropas enemigas.


¿Esta falta nos vuelve a dejar la lección
de las insuficiencias de las dinámicas líder-grupo,
y vuelve a exaltar una vez más
la virtud del pensamiento anarcoindividualista:
la libertaria revolución filosófico-personal del individuo
deslindada de los procesos revolucionarios de masas?



La ataraxia épica parece haberse extendido por todas las capas del pueblo griego,
ya ni siquiera el fuego anarquista brilla en la Exarquia:
todos los héroes griegos parecen languidecer ya en el Olimpo.


¿Ha dado comienzo el definitivo funeral de la civilización griega
oficializándose en la Historia su última decadencia,
al igual que en el pasado la civilización egipcia, maya o del Valle del Indo
implosionaron hacia la nimiedad y la desaparición tras haber alcanzado sus cenit de esplendor?




¿Grecia como el primer protectorado oficial alemán de esta pseudo-UE:
esta nueva moderna Liga Hanseática comercial
enmascarada bajo el legitimador espíritu mitológico de Eúrṓpē?


¿Tsipras que se presentaba en Sociedad
como el valiente incendiario que prendería fuego al retórico edificio de la UE
se va transformando en una patética genuflexión
en otro leal colaboracionista,
en otro diligente y cortés virrey colonial?


¿El viraje político de Tsipras
nos habla también de una megalomanía oculta
que le impulsa a grabar a toda costa su nombre
en las páginas de los libros de Historia
aunque sea como vulgar e infame sepulturero?


¿Cuánto tiempo tardará Tsipras en colgarse la vitola de "estadista"
y argumentarnos y defender su traición mediante el discurso de la "Razón de Estado",
como en el pasado escuchamos en boca de Schröder, Hollande y Zapatero
para silenciar sus particulares traiciones y alianzas mencheviques con la burguesía liberal?


Solamente nos queda ya esperar
como única opción
el resurgir del Ave Fénix griego,
y que su vuelo vuelva a iluminar el cielo europeo.




Biel Rothaar
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional.