jeudi 2 juillet 2015

Apuntes para una mitología del liberalismo económico







I

Septimio Severo, 
la lenta consumación de una ética del individuo antiempático
 progresando desde una periferia nebulosa hasta el centro victorioso. 

Fundación de una estirpe exaltadora del poder individual,
 mediante el desprecio de todo lo demás, 
la aniquilación desacomplejada de todo aquello
 que no sirve a sus intereses.


II

La imagen de Caracalla,
asesinando a su hermano Geta en los brazos de su madre, 
como un momento de éxtasis, 
de triunfo individual. 

La perfecta culminación de esa filosofía del individuo asocial
 fundada por su padre, Septimio Severo.


III

Otro punto de éxtasis, 
Caracalla muriendo a manos de Martialis, 
enviado por el conspirador Macrino, prefecto de los pretorianos. 

Imaginar a Caracalla muriendo con una extraña sonrisa de felicidad, 
satisfecho en el fondo por ver que su estirpe se perpetúa, 
que un mundo semejante al suyo continúa después de su muerte.


IV

La frase testamentaria de Septimio Severo, 
«dad dinero a los soldados, y despreciad a todos los demás», 
exponiendo más que la totalidad de una filosofía, 
revelando el resumen detallado de una metodología de acción
 para una filosofía del individuo narcisista y asocial.





Biel Rothaar
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional.